CONSAGRADOS.



Hagamos un trato
Mario Benedetti

Compañera
usted sabe
puede contar
conmigo
no hasta dos
o hasta diez
sino contar
conmigo

si alguna vez
advierte
que la miro a los ojos
y una veta de amor
reconoce en los míos
no alerte sus fusiles
ni piense qué delirio
a pesar de la veta
o tal vez porque existe
usted puede contar
conmigo

si otras veces
me encuentra
huraño sin motivo
no piense qué flojera
igual puede contar
conmigo

pero hagamos un trato
yo quisiera contar
con usted

es tan lindo
saber que usted existe
uno se siente vivo
y cuando digo esto
quiero decir contar
aunque sea hasta dos
aunque sea hasta cinco
no ya para que acuda
presurosa en mi auxilio
sino para saber
a ciencia cierta
que usted sabe que puede
contar conmigo.











Dos cuerpos
de Octavio Paz

Dos cuerpos frente a frente 
son a veces dos olas 
y la noche es océano. 

Dos cuerpos frente a frente 
son a veces dos piedras 
y la noche desierto. 

Dos cuerpos frente a frente 
son a veces raíces 
en la noche enlazadas. 

Dos cuerpos frente a frente 
son a veces navajas 
y la noche relámpago. 

Dos cuerpos frente a frente 
son dos astros que caen 
en un cielo vacío.










Nunca digas Siempre...
Luis Fonsi


Se nos gastó, tan pronto el amor
la eternidad, fue breve
duele soltar promesas que son
hojas que el viento mueve

Nos derribó, de golpe el dolor
y el cielo quedó desierto
no hay más que hablar
no pidas perdón
por lo que ayer fue cierto

Mi corazón da un paso en falso y vuelve a ti
sigue latiendo contra mí
no sé cómo enfrentar el tiempo
ni la noche, ni el silencio

No hay solución sin ti perdí, la inspiración
dejé mi luz en un rincón
y el cielo es tan pequeño
que no caben ya mis sueños

Hoy se vuelve nada lo que sientes
sabes bien que las palabras mienten

Nunca digas siempre…
Nunca digas siempre…

Cuesta perder, y esta soledad
me enseña por las malas

Cómo volar si la realidad
nos congeló las alas...

Mi corazón da un paso en falso y vuelve a ti
sigue latiendo contra mí
No sé cómo enfrentar el tiempo
ni la noche, ni el silencio

Ooh…Ya ves
tu futuro me olvidó
fui una pausa en tu camino
un cometa que pasó

Me quedo sin ti
muriendo en esta habitación
aún no te puedo decir, adiós

Nunca digas siempre…











Asunción de ti 
de Mario Benedetti 



Quién hubiera creído que se hallaba
sola en el aire, oculta,
tu mirada.
Quién hubiera creído esa terrible
ocasión de nacer puesta al alcance
de mi suerte y mis ojos,
y que tú y yo iríamos, despojados
de todo bien, de todo mal, de todo,
a aherrojarnos en el mismo silencio,
a inclinarnos sobre la misma fuente
para vernos y vernos
mutuamente espiados en el fondo,
temblando desde el agua,
descubriendo, pretendiendo alcanzar
quién eras tú detrás de esa cortina,
quién era yo detrás de mí.
Y todavía no hemos visto nada.
Espero que alguien venga, inexorable,
siempre temo y espero,
y acabe por nombrarnos en un signo,
por situarnos en alguna estación
por dejarnos allí, como dos gritos
de asombro.
Pero nunca será. Tú no eres ésa,
yo no soy ése, ésos, los que fuimos
antes de ser nosotros.
Eras sí pero ahora
suenas un poco a mí.
Era sí pero ahora
vengo un poco a ti.
No demasiado, solamente un toque,
acaso un leve rasgo familiar,
pero que fuerce a todos a abarcarnos
a ti y a mí cuando nos piensen solos.


Hemos llegado al crepúsculo neutro
donde el día y la noche se funden y se igualan.
Nadie podrá olvidar este descanso.
Pasa sobre mis párpados el cielo fácil
a dejarme los ojos vacíos de ciudad.
No pienses ahora en el tiempo de agujas,
en el tiempo de pobres desesperaciones.
Ahora sólo existe el anhelo desnudo,
el sol que se desprende de sus nubes de llanto,
tu rostro que se interna noche adentro
hasta sólo ser voz y rumor de sonrisa.


Puedes querer el alba
cuando ames.
Puedes
venir a reclamarte como eras.
He conservado intacto tu paisaje.
Lo dejaré en tus manos
cuando éstas lleguen, como siempre,
anunciándote.
Puedes
venir a reclamarte como eras.
Aunque ya no seas tú.
Aunque mi voz te espere
sola en su azar
quemando
y tu dueño sea eso y mucho más.
Puedes amar el alba
cuando quieras.
Mi soledad ha aprendido a ostentarte.
Esta noche, otra noche
tú estarás
y volverá a gemir el tiempo giratorio
y los labios dirán
esta paz ahora esta paz ahora.
Ahora puedes venir a reclamarte,
penetrar en tus sábanas de alegre angustia,
reconocer tu tibio corazón sin excusas,
los cuadros persuadidos,
saberte aquí.
Habrá para vivir cualquier huida
y el momento de la espuma y el sol
que aquí permanecieron.
Habrá para aprender otra piedad
y el momento del sueño y el amor
que aquí permanecieron.
Esta noche, otra noche
tú estarás,
tibia estarás al alcance de mis ojos,
lejos ya de la ausencia que no nos pertenece.
He conservado intacto tu paisaje
pero no sé hasta dónde está intacto sin ti,
sin que tú le prometas horizontes de niebla,
sin que tú le reclames su ventana de arena.
Puedes querer el alba cuando ames.
Debes venir a reclamarte como eras.
Aunque ya no seas tú,
aunque contigo traigas
dolor y otros milagros.
Aunque seas otro rostro
de tu cielo hacia mí.
















TRIADAS DO VENTO NO MAR
en homenaje a   Valetín Paz- Andrade
Día das letras Galegas 2012

Verde vento polas leiras
e vento azul polo mar,
panos da mesma bandeira.
Quen fora vento, meu mar
e sobre o teu lombo brando
puidera o corpo deitar!
Quen fora o vento poboado
de polen e de cantigas
e malvises namorados!
Quen fora o vento que rube
a refrescar as estrelas
despois de folgar coa nube!
Quen fora xinete alado
de ardor e de vidro feito
sobre das olas montado!





TRIADAS DEL VIENTO EN EL MAR 

Verde viento por los campos
y viento azul por el mar,
Paños de la misma bandera.
Quien fuera viento, mi mar
y sobre  tu lomo blando
poder mi cuerpo acostar
Quien fuera el viento poblado
de polen y de cantigas
y malvises enamorados!
Quien fuera el viento que sube
a refrescar las estrellas
después de  vaguear con la nube
Quien fuera jinete alado
hecho de  vidrio y ardor
sobre las olas montado!












Perdón

Gustavo A. Bécquer.


Asomaba a sus ojos una lágrima
y... mi labio una frase de perdón;
habló el orgullo y enjugó un llanto,
y la frase en mi labio expiró.
Yo voy por un camino, ella por otro;
pero al pensar en nuestro mutuo amor,
yo digo aún: ¿Por qué calle aquel día?.
Y ella dirá: ¿Por qué no lloré yo?.
Es cuestión de palabras, y, no obstante,
ni tu ni yo jamás,
después de lo pasado convendremos
en quién la culpa está
¡Lástima que el amor un diccionario
no tengo donde hallar
cuando el orgullo es simplemente orgullo
y cuando es dignidad!









POEMA DE LA DESPEDIDA 
un poema de José Ángel Buesa

Te digo adiós, y acaso te quiero todavía. 
Quizá no he de olvidarte, pero te digo adiós. 
No sé si me quisiste... No sé si te quería... 
O tal vez nos quisimos demasiado los dos. 

Este cariño triste, y apasionado, y loco, 
me lo sembré en el alma para quererte a ti. 
No sé si te amé mucho... no sé si te amé poco; 
pero sí sé que nunca volveré a amar así. 

Me queda tu sonrisa dormida en mi recuerdo, 
y el corazón me dice que no te olvidaré; 
pero, al quedarme solo, sabiendo que te pierdo, 
tal vez empiezo a amarte como jamás te amé. 

Te digo adiós, y acaso, con esta despedida, 
mi más hermoso sueño muere dentro de mí... 
Pero te digo adiós, para toda la vida, 
aunque toda la vida siga pensando en ti.








Una mujer y un hombre
un poema de Juan Gelman

Una mujer y un hombre llevados por la vida,
una mujer y un hombre cara a cara
habitan en la noche, desbordan por sus manos,
se oyen subir libres en la sombra,
sus cabezas descansan en una bella infancia
que ellos crearon juntos, plena de sol, de luz,
una mujer y un hombre atados por sus labios
llenan la noche lenta con toda su memoria,
una mujer y un hombre más bellos en el otro
ocupan su lugar en la tierra.







Canción de Amor.
de Rainer María Rilke


¿Cómo sujetar mi alma

para que no roce la tuya?

¿Cómo debo elevarla
hasta las otras cosas, sobre ti? 
Quisiera cobijarla bajo cualquier objeto perdido, 
en un rincón extraño y mudo 
donde tu estremecimiento no pudiese esparcirse. 

Pero todo aquello que tocamos, tú y yo, 
nos une, como un golpe de arco, 
que una sola voz arranca de dos cuerdas.
¿En qué instrumento nos tensaron?
¿Y qué mano nos pulsa formando ese sonido?
¡Oh, dulce canto!







La rueda
de Juan Gelman

El arco o puente que va 
de tu mano a la mía cuando
no se tocan, abre
una flor intermedia.

¿Qué toca, qué retoca, qué trastoca
ese vacío de las manos
solas en su fatiga?


Nace una flor, sí,
se agosta en mayo como una
equivocación de la lengua
que se equivoca , sí.

¿Por qué este horror?
En la página de nosotros mismos
tu cuerpo escribe.

*¨*•.¸











Para que tú me oigas 
Poema de Pablo Neruda 

Para que tú me oigas 
mis palabras 
se adelgazan a veces 
como las huellas de las gaviotas en las playas. 

Collar, cascabel ebrio 
para tus manos suaves como las uvas. 

Y las miro lejanas mis palabras. 
Más que mías son tuyas. 
Van trepando en mi viejo dolor como las yedras. 

Ellas trepan así por las paredes húmedas. 
Eres tú la culpable de este juego sangriento. 

Ellas están huyendo de mi guarida oscura. 
Todo lo llenas tú, todo lo llenas. 

Antes que tú poblaron la soledad que ocupas, 
y están acostumbradas más que tú a mi tristeza. 

Ahora quiero que digan lo que quiero decirte 
para que tú las oigas como quiero que me oigas. 

El viento de la angustia aún las suele arrastrar. 
Huracanes de sueños aún a veces las tumban. 

Escuchas otras voces en mi voz dolorida. 
Llanto de viejas bocas, sangre de viejas súplicas. 
Ámame, compañera.
 No me abandones.
 Sígueme. 
Sígueme, compañera, en esa ola de angustia. 

Pero se van tiñendo con tu amor mis palabras. 
Todo lo ocupas tú, todo lo ocupas. 

Voy haciendo de todas un collar infinito 
para tus blancas manos, suaves como las uvas. 


*¨*•.¸ *¨*•.¸







Alma desnuda
Un poema de Alfonsina Storni.


Soy un alma desnuda en estos versos, 
Alma desnuda que angustiada y sola 
Va dejando sus pétalos dispersos. 

Alma que puede ser una amapola, 
Que puede ser un lirio, una violeta, 
Un peñasco, una selva y una ola. 

Alma que como el viento vaga inquieta 
Y ruge cuando está sobre los mares, 
Y duerme dulcemente en una grieta. 

Alma que adora sobre sus altares, 
Dioses que no se bajan a cegarla; 
Alma que no conoce valladares. 

Alma que fuera fácil dominarla 
Con sólo un corazón que se partiera 
Para en su sangre cálida regarla. 

Alma que cuando está en la primavera 
Dice al invierno que demora: vuelve, 
Caiga tu nieve sobre la pradera. 

Alma que cuando nieva se disuelve 
En tristezas, clamando por las rosas 
con que la primavera nos envuelve. 

Alma que a ratos suelta mariposas 
A campo abierto, sin fijar distancia, 
Y les dice: libad sobre las cosas. 

Alma que ha de morir de una fragancia 
De un suspiro, de un verso en que se ruega, 
Sin perder, a poderlo, su elegancia. 

Alma que nada sabe y todo niega 
Y negando lo bueno el bien propicia 
Porque es negando como más se entrega. 

Alma que suele haber como delicia 
Palpar las almas, despreciar la huella, 
Y sentir en la mano una caricia. 

Alma que siempre disconforme de ella, 
Como los vientos vaga, corre y gira; 
Alma que sangra y sin cesar delira 
Por ser el buque en marcha de la estrella.






A un Olmo seco.
poema de Antonio Machado

Al olmo viejo, hendido por el rayo 
y en su mitad podrido, 
con las lluvias de abril y el sol de mayo 
algunas hojas verdes le han salido. 

¡El olmo centenario en la colina 
que lame el Duero! Un musgo amarillento 
le mancha la corteza blanquecina 
al tronco carcomido y polvoriento. 

No será, cual los álamos cantores 
que guardan el camino y la ribera, 
habitado de pardos ruiseñores. 

Ejército de hormigas en hilera 
va trepando por él, y en sus entrañas 
urden sus telas grises las arañas. 

Antes que te derribe, olmo del Duero, 
con su hacha el leñador, y el carpintero 
te convierta en melena de campana, 
lanza de carro o yugo de carreta; 
antes que rojo en el hogar, mañana, 
ardas en alguna mísera caseta, 
al borde de un camino; 
antes que te descuaje un torbellino 
y tronche el soplo de las sierras blancas; 
antes que el río hasta la mar te empuje 
por valles y barrancas, 
olmo, quiero anotar en mi cartera 
la gracia de tu rama verdecida. 

Mi corazón espera 
también, hacia la luz y hacia la vida, 
otro milagro de la primavera

•●✿✿●•٠










  
Deseos Sencillos
de Gioconda Belli


Hoy quisiera tus dedos escribiéndome historias en el pelo 
y quisiera besos en la espalda 
acurrucos 
que me dijeras las más grandes verdades 
o las más  grandes mentiras 
que me dijeras por ejemplo 
que soy la mujer más linda del mundo 
que me querés mucho 
cosas así 
tan sencillas 
tan repetidas, 
que me delinearas el rostro 
y me quedaras viendo a los ojos 
como si tu vida entera dependiera de que los míos sonrieran 
alborotando todas las gaviotas en la espuma.
 
Cosas quiero como que andes mi cuerpo 
camino arbolado y oloroso, 
que seas la primera lluvia del invierno 
dejándote caer despacio 
y luego en aguacero.
 
Cosas quiero como una gran ola de ternura 
deshaciéndome 
un ruido de caracol 
un cardumen de peces en la boca 
algo de eso 
frágil y desnudo 
como una flor a punto de entregarse a la primera luz de la mañana 
o simplemente una semilla, un árbol 
un poco de hierba 
una caricia que me haga olvidar 
el paso del tiempo 
la guerra los peligros de la muerte.


˙·٠•●●•٠·









Como la Primavera
de Juana Ibarbourou


Como un ala negra tendí mis cabellos
sobre tus rodillas.
Cerrando los ojos su olor aspiraste,
diciéndome luego:
-¿Duermes sobre piedras cubiertas de musgos?
¿Con ramas de sauces te atas las trenzas?
¿Tu almohada es de trébol? ¿Las tienes tan negras
porque acaso en ella exprimiste un zumo
retinto y espeso de moras silvestres?
¡Qué fresca y extraña fragancia te envuelve!
Hueles a arroyuelos, a tierra y a selvas.
¿Que perfume usas? Y riendo te dije:
-¡Ninguno, ninguno!
Te amo y soy joven, huelo a primavera.
Este olor que sientes es de carne firme,
de mejillas claras y de sangre nueva.
¡Te quiero y soy joven, por eso es que tengo
las mismas fragancias de la primavera!

●•٠·









Corazón coraza
de Mario Benedetti

Porque te tengo y no
porque te pienso
porque la noche está de ojos abiertos
porque la noche pasa y digo amor
porque has venido a recoger tu imagen
y eres mejor que todas tus imágenes
porque eres linda desde el pie hasta el alma
porque eres buena desde el alma a mí
porque te escondes dulce en el orgullo


pequeña y dulce
corazón coraza
porque eres mía
porque no eres mía
porque te miro y muero
y peor que muero
si no te miro amor
si no te miro


porque tú siempre existes dondequiera
pero existes mejor donde te quiero
porque tu boca es sangre
y tienes frío
tengo que amarte amor
tengo que amarte
aunque esta herida duela como dos
aunque te busque y no te encuentre
y aunque
la noche pase y yo te tenga
y no.











Me gustas cuando callas...
de  Pablo  Neruda


Me gustas cuando callas porque estás como ausente, 
y me oyes desde lejos, y mi voz no te toca. 
Parece que los ojos se te hubieran volado 
y parece que un beso te cerrara la boca. 
. 
Como todas las cosas están llenas de mi alma 
emerges de las cosas, llena del alma mía. 
Mariposa de sueño, te pareces a mi alma, 
y te pareces a la palabra melancolía. 
. 
Me gustas cuando callas y estás como distante. 
Y estás como quejándote, mariposa en arrullo. 
Y me oyes desde lejos, y mi voz no te alcanza: 
Déjame que me calle con el silencio tuyo. 
. 
Déjame que te hable también con tu silencio 
claro como una lámpara, simple como un anillo. 
Eres como la noche, callada y constelada. 
Tu silencio es de estrella, tan lejano y sencillo. 
. 
Me gustas cuando callas porque estás como ausente. 
Distante y dolorosa como si hubieras muerto. 
Una palabra entonces, una sonrisa bastan. 
Y estoy alegre, alegre de que no sea cierto.









El Sol y la Luna





Cuando el SOL y la LUNA se encontraron por primera vez se enamoraron perdidamente y desde ahí comenzaron a vivir un gran amor.

El mundo aun no existía y el día que Dios decidió crearlo, les dio un toque final… ¡el brillo!
Dios decidió que el SOL iluminaría el día y que la LUNA iluminaría la noche y por ese motivo estarían obligados a vivir separados.
Ambos fueron invadidos por una gran tristeza y cuando se dieron cuenta que nunca más se encontrarían…
La LUNA fue quedándose cada vez más triste. A pesar del brillo dado por Dios, ella se sentía sola.
El SOL a su vez, había ganado un título de nobleza “ASTRO REY” pero eso tampoco le hizo feliz.
Dios viendo esto los llamó y les explicó:
Tú, LUNA, iluminarás las noches frías y calientes, encantarás a los enamorados y serás frecuentemente protagonista de hermosas poesías.
En cuanto a ti SOL, mantendrás ese título porque serás el más importante de los astros, iluminar la Tierra durante el día, darás calor al ser humano y solo eso hará a las personas más felices.
La LUNA más triste se puso con ese cruel destino y lloró amargamente y el SOL al verla tan triste, decidió que no podría ser débil, ya que debía darle fuerzas y ayudarla a aceptar lo que Dios había decidido.
Aun así, el estaba tan preocupado que decidió pedirle algo a Dios:
Señor, ayúdale a la LUNA por favor, es más frágil que yo, no soportará la soledad…
Y Dios… en su gran compasión… creó las estrellas para hacerle compañía a la bella LUNA.
La LUNA siempre que está muy triste recurre a las estrellas que hacen de todo para consolarla, pero casi nunca lo consiguen.
Hoy ambos viven así… separados, el SOL finge que es feliz, y la LUNA no puede disimular su tristeza.
El SOL arde de pasión por ella y ella vive en las tinieblas de su pena.
Dicen que la orden de Dios era que la LUNA debería de ser siempre llena y luminosa, pero no lo logró… porque es mujer y una mujer tiene fases… Cuando es feliz, consigue ser llena, pero cuando es infeliz es menguante, ni siquiera es posible apreciar su brillo.
LUNA y SOL siguen su camino. El solitario pero fuerte y ella, acompañada de las estrellas, pero débil.
Los hombres intentan constantemente conquistarla, como si eso fuese posible. Algunos han ido incluso hasta ella, pero han vuelto siempre solos. Nadie jamás ha conseguido traerla hasta la tierra, nadie realmente ha conseguido conquistarla por más que lo intentaron.
Sucede que Dios decidió que ningún amor en este mundo fuese realmente imposible, ni siquiera el de la LUNA y el SOL… fue en ese instante cuando El creo el Eclipse.
Hoy SOL y LUNA viven esperando ese instante, esos momentos que les fueron concedidos y que tanto cuestan que sucedan.
Cuando mires al cielo, a partir de ahora y veas que el SOL cubre a la LUNA es porque el SOL se acuesta sobre ella y comienzan a amarse. Es a ese acto de amor al que se le dio el nombre de Eclipse.
Es importante recordar que el brillo de su éxtasis es tan grande que se aconseja no mirar al cielo en ese momento, tus ojos pueden cegarse al ver tanto amor.
Ahora ya sabes… esta es la bella historia del SOL y la hermosa LUNA, esa historia que fue capaz de erizar tu cuerpo al pensar que puede ser tu historia de amor…

Autor Anónimo.





TREGUA 
(Daniela Floridia)

Pedí una tregua al cosmos

para armonizar mis antojos con el tiempo 

y campear mi espíritu ciclotímico : 

a veces manso o huracanado 

refugiarme de mis experimentos inconstantes 

y de mis sueños poco transferibles. 



Pedí una tregua al cosmos

para domesticar al ego,

atravesar murallas de inmensas olas,

luchando con dragones 

de intolerancias y orgullos... 


¡ Una tregua pedí al cosmos! 

para arrancar cardos de mis rosas 

sólo sembrando lavandas... 

Todo eso hice, 

solo para que existieras:



mi deseo fue escuchado . 

Mientras tocas otras almas 

y te acercas lentamente a mí
me preparo para recibirte: 
rugiendo treguas...






Tú, Que Nunca Serás
de Alfonsina Storni
                                                     

Sábado fue, y capricho el beso dado,
capricho de varón, audaz y fino,
mas fue dulce el capricho masculino
a este mi corazón, lobezno alado.

No es que crea, no creo, si inclinado
sobre mis manos te sentí divino,
y me embriagué. Comprendo que este vino
no es para mí, mas juega y rueda el dado.

Yo soy esa mujer que vive alerta,
tú el tremendo varón que se despierta
en un torrente que se ensancha en río,

y más se encrespa mientras corre y poda.
Ah, me resisto, más me tiene toda,
tú, que nunca serás del todo mío.








CUANDO TE BESO
J.L.Guerra

Cuando te beso…
Todo un océano
me corre por las venas
Nacen flores en mi cuerpo cual jardín
Y me abonas  y  me podas soy feliz
Y sobre mi lengua
Se  desviste un ruiseñor
Y entre sus alitas
Nos  amamos sin pudor
Cuando me besas…
Un premio nobel le regalas a mi boca
Cuando te beso…
Te abres y cierras
Como alas
de mariposa
Y bautiza tu saliva mi alusión
Y me muerdes hasta el fondo…la razón
Y un gemido se desnuda
Sale de tu voz
Le seguí los pasos y me dobla el corazón
Cuando me besas
Se  prenden todas la estrellas
En...La aurora
Y sobre mi lengua se desviste un ruiseñor
Y sobre sus alitas nos amamos sin pudor
Cuando me besas…..
Un premio nobel le regalas a...Mi boca…
Cuando te beso…
Tiembla la luna sobre el rio, y se…….Rebosan……..







ISLA  IGNORADA   
de  Gloria Fuertes 

Soy  como esa isla que ignorada
Late ignorada por árboles jugosos
En el centro de un mar
Que no me entiende
Rodeada de NADA
Sola, solo
Hay aves en mi isla relucientes
y pintadas por ángeles  pintores,
hay fieras que me miran dulcemente,
Y venenosas flores.
Hay arroyos poetas.
Y voces interiores,
de volcanes dormidos.

Quizá haya algún tesoro,
muy dentro de mi entraña.
Quién sabe si yo  tengo
Diamante en mi montaña,
o tan solo un pequeño pedazo de carbón!
Los árboles del bosque de mi isla,
Sois vosotros mis versos.
¡Qué bien sonáis  a veces,
Si el gran  músico viento
Os toca cuando viene del mar que me rodea!

A esta isla que soy si alguien llega,
Que se encuentre con algo es mi deseo,
Manantiales de versos encendidos,
Y cascada de paz es lo que tengo.
Un nombre que sube por el alma,
Y no quiere que llore mis secretos;
Y soy tierra feliz que tengo el arte,
De ser dichosa y pobre al mismo tiempo.

Para mí es un placer ser ignorada,
Isla ignorada del océano eterno,
En el centro del mundo sin un libro,
SE TODO porque vino un misionero.







DOS    PALABRAS.
anónimo.

Dos palabras bastan
para navegar seguro,
las aguas profundas,
de los mares ciertos..

Dos palabras bastan
para convertir en lluvia,
las arenas blancas,
de todos los desiertos..

Dos palabras bastan
para detener el tiempo,
en el magico instante,
del misterio de un beso..

Dos palabras bastan
para encender los cielos
en fuegos de alas
desplegadas en sueños..

Esas dos palabras son ............ TE QUIERO





Beso Alegre
 Vicente Aleixandre 




Beso alegre, descuidada paloma,

blancura entre las manos, sol o nube;
corazón que no intenta volar porque basta el calor,
basta el ala peinada por los labios ya vivos.

El día se sienta hacia afuera; sólo existe el amor.
Tú y yo en la boca sentimos nacer lo que no vive,
lo que es el beso indestructible cuando la boca son alas,
alas que nos ahogan mientras los ojos se cierran,
mientras la luz dorada está dentro de los párpados.

Ven, ven, huyamos quietos como el amor;
vida como el calor que es todo el mundo solo,
que es esa música suave que tiembla bajo los pies,
mundo que vuela único, con luz de estrella viva,
como un cuerpo o dos almas, como un último pájaro










Para la libertad. 
 ( Miguel Hernández )

Para la libertad, sangro, lucho, pervivo,
Para la libertad, mis ojos y mis manos,
Como un árbol caudal, generoso y cautivo,
Doy a los cirujanos.

Para la libertad, siento más corazones,
Que arenas en mi pecho; dan espuma mis venas,
Y entro en los hospitales, y entre los algodones,
Como en las azucenas.

Porque donde unas cuencas vacías amanezcan,
Ella pondrá dos piedras de futura mirada,
Y hará que nuevos brazos y nuevas piernas crezcan,
En la carne talada.

Retoñaran aladas de savia sin otoño,
Reliquias que pierdo en cada herida,
Porque soy, como el árbol talado que retoño,
Porque aún tengo la vida.










Poema de Amor.   ( J.M. Serrat. )


El sol nos olvidó ayer sobre la arena,
nos envolvió el rumor suave del mar,
tu cuerpo me dio calor,
tenía frío,
y allí, en la arena,
entre los dos nació este poema,
este pobre poema de amor
para ti.

Mi fruto, mi flor,
mi historia de amor,
mis caricias.

Mi humilde candil,
mi lluvia de abril,
mi avaricia.

Mi trozo de pan,
mi viejo refrán,
mi poeta.

La fe que perdí,
mi camino
y mi carreta.

Mi dulce placer,
mi sueño de ayer,
mi equipaje.

Mi tibio rincón,
mi mejor canción,
mi paisaje.

Mi manantial,
mi cañaveral,
mi riqueza.

Mi leña, mi hogar,
mi techo, mi lar,
mi nobleza.

Mi fuente, mi sed,
mi barco, mi red
y la arena.

Donde te sentí
donde te escribí
mi poema.








LUZ Y SOMBRAS DE AMOR RESUCITADO
(Lois Pereiro. Día das Letras Galegas 2011)

Tristemente convivo coa túa ausencia
sobrevivo á distancia que nos nega
mentres bordeo a fronteira entre dous mundos
sen decidir cal deles pode darme
a calma que me esixo para amarte
sen sufrir pola túa indiferencia
a miña retirada preventiva
dunha batalla que xa sei perdida
resolto a non entrar xamais en ti
pero non á tortura de evitarte.

(Traducción)



Tristemente convivo con tu ausencia

sobrevivo a la distancia que nos niega
mientras bordeo la frontera entre dos mundos
sin decidir cuál de ellos puede darme
la calma que me exijo para amarte
sin sufrir por tu indiferencia
mi retirada preventiva
de una batalla que ya sé perdida
decidido a no entrar jamás en ti
pero no a la tortura de evitarte.










Poema 12   (Oliverio Girondo)



Se miran, se presienten, se desean,

se acarician, se besan, se desnudan,

se respiran, se acuestan, se olfatean,

se penetran, se chupan, se demudan,

se adormecen, se despiertan, se iluminan,

se codician, se palpan, se fascinan,

se mastican, se gustan, se babean,

se confunden, se acoplan, se disgregan,

se aletargan, fallecen, se reintegran,

se distienden, se enarcan, se menean,

se retuercen, se estiran, se caldean,

se estrangulan, se aprietan se estremecen,

se tantean, se juntan, desfallecen,

se repelen, se enervan, se apetecen,

se acometen, se enlazan, se entrechocan,

se agazapan, se apresan, se dislocan,

se perforan, se incrustan, se acribillan,

se remachan, se injertan, se atornillan,

se desmayan, reviven, resplandecen,

se contemplan, se inflaman, se enloquecen,

se derriten, se sueldan, se calcinan,

se desgarran, se muerden, se asesinan,

resucitan, se buscan, se refriegan,

se rehuyen, se evaden, y se entregan.








¿Dónde?    
 (Oliverio Girondo)

¿Me extravié en la fiebre?

¿Detrás de las sonrisas?

¿Entre los alfileres?

¿En la duda?

¿En el rezo?

¿En medio de la herrumbre?

¿Asomado a la angustia,

al engaño,

a lo verde?...

No estaba junto al llanto,

junto a lo despiadado,

por encima del asco,

adherido a la ausencia,

mezclado a la ceniza,

al horror,

al delirio.

No estaba con mi sombra,

no estaba con mis gestos,

más allá de las normas,

más allá del misterio,

en el fondo del sueño,

del eco,

del olvido.

No estaba.

¡Estoy seguro!

No estaba.







Te Amo.   ( Pablo Neruda )


Pasarás por mi vida, sin saber que pasaste
pasarás en silencio por mi amor,
y al pasar fingiré una sonrisa,
como un dulce contraste
del dolor de quererte....y jamás lo sabrás.


Soñaré con el nácar virginal de tu frente,
soñaré con tus ojos de esmeralda de mar,
soñaré con tus labios desesperadamente,
soñaré con tus besos....y jamás lo sabrás.


Quizá pasarás con otro, que te dirá al oído
esas frases que nadie como yo te dirá,
y ahogando para siempre mi amor inadvertido,
te amaré más que nunca....y jamás lo sabrás.


Yo te amaré en silencio como algo inasequible,
como un sueño que jamás lograré realizar,
y el lejano perfume de mi amor imposible,
rozará tus cabellos.... y jamás lo sabrás


Y si un día, una lágrima denuncia mi tormento,
el tormento infinito, que te he de ocultar,
te diré sonriendo: "no es nada, ha sido el viento",
me enjugaré la lágrima.....y jamás lo sabrás.











No digáis que agotado su tesoro.

Gustavo A. Becquer.

No digáis que agotado su tesoro,
de asuntos falta, enmudeció la lira;
podrá no haber poetas; pero siempre habrá poesía.

Mientras las ondas de la luz al beso
palpiten encendidas,
mientras el sol las desgarradas nubes
de fuego y oro vista,
mientras el aire en su regazo lleve perfumes y armonía, mientras haya en el mundo primavera, ¡habrá poesía!

Mientras la ciencia a descubrir no alcance
las fuentes de la vida,
y en el mar o en el cielo haya un abismo
que al cálculo resista, mientras la humanidad, siempre avanzando, no sepa a do camina, mientras haya un misterio para el hombre, ¡habrá poesía!

Mientras se sienta que se ríe el alma,
sin que los labios rían;
mientras se llore, sin que el llanto acuda a nublar la pupila; mientras el corazón y la cabeza batallando prosigan, mientras haya esperanzas y recuerdos, ¡habrá poesía!

Mientras haya unos ojos que reflejen
los ojos que los miran,
mientras responda el labio suspirando al labio que suspira, mientras sentirse puedan en un beso dos almas confundidas, mientras exista una mujer hermosa, ¡habrá poesía!






Táctica y Estrategia.
(Mario Benedetti)





Mi táctica es
mirarte
aprender como sos
quererte como sos

mi táctica es 
hablarte 
y escucharte 
construir con palabras 
un puente indestructible 

mi táctica es 
quedarme en tu recuerdo 
no sé cómo ni sé 
con qué pretexto 
pero quedarme en vos. 

mi táctica es
ser franco
y saber que sos franca
y que no nos vendamos
simulacros
para que entre los dos 
no haya telón
ni abismos 

mi estrategia es 
en cambio 
más profunda y más 
simple 

mi estrategia es
que un día cualquiera 
no sé cómo ni sé 
con qué pretexto 
por fin me necesites.