2 Poemas de Amanecer



Banquete de Palabras


Como en un banquete de palabras
me vino a la mente la tarde aquella
que se oprimieron las horas esperando 
los misterios morando en mi escritura. 

Derramándome en el blanco papel,
la fiel arquitectura de mi pluma,
siempre fiel e incandescente...lo sé,
amparaba discurso de huellas contenidas.

Imágenes fundidas, enigmas virtuosos
junto a mi fe constante, hicieron el conjuro
en acentos que llevan las letras concebidas
...este sentimiento pertinaz y soberano.

Me pierdo inexorable entre los versos.
Declina el sol en signos afines al espíritu
y sus cadenas a la luz de la certeza,
extiende sus hélices...hoy...una vez más.

Desmaya la aurora en los recuerdos
...y, en ti...asomándome, indago los por qué.
Trémulas abundan las raíces que aquel día
sucumbieron en las sobrecogidas horas. 







ESTE POEMA...

Este poema no son versos sin más,
es la esencia de lo que aún queda de ti.
Algo que no quiero que nadie entienda,

que no deseo que roce el viento...
No son frases del azar o la inspiración,
ni siquiera es poesía. Es más inmenso y real;

Mucho más que la misma vida...es amor.
Me pregunto dónde acaba y dónde empezó.
¿Acaso con la misma muerte se desvanecerá?

¿O tal vez...ése será el verdadero comienzo?
Y es que en esta esencia casi divina
la distancia más pequeña es demasiado grande.

Y sobre la distancia más larga
pueden construirse puentes.








Hombre de mi Destino


Y a ti...qué debo decirte
hombre que me dio el destino...?
Si has sembrado flores al pie de mi vida.

Puedo amalgamar mis sueños...
vencer al tiempo y los recuerdos
que me persiguen cada día.

Cierto...eso puedo hacerlo
mientras te comento ilusionada
en qué playa me enamoré de ti.

Si tan solo imaginaras que soy feliz,
que me arrancas una sonrisa
con verte aparecer por las mañanas,

te darías cuenta que tengo guardado
un plan simple y melodioso para nosotros,
entre tanto se ilumina la noche cerrada.

En un cielo limpio y azul...propio,
deseo que hagamos de este amor tardío
un vuelo de aves en primavera.


♥Ƹ̵̡Ӝ̵̨̄Ʒ♥





La Luna Prometida


Donde la luna prometida...allí puse tu imagen;
De tarde en tarde me acerco para verte, y alguna vez,
incluso, hallo respuestas. Como larvas hirvientes.
Promesas del aire en el hueco de las manos
dejándome herida y muda, cuando la noche,

testigo silencioso, su palidez ostenta. O el alba,
que exalta la esperanza en el abismo de la ilusión.
Atempero el alma...enmarañada por la indiferencia.
Impresos van los sentimientos. Acaso una coma
la salve de forma inesperada de la crudeza

y los puntos suspensivos concedan la venia
al corazón, traspasando el núcleo de la herida
que la constriñe al occidente de las sombras.
La esperanza, cosmos umbrío, reniega del sol
y de los labios, porque es un sueño inasible.

Antes...de improviso, enajenada, erré mis pasos
y me adentré en páramos de fronda y arena,
ya desterrados, Un invierno, remoto y amarillo,
se me vino encima; Fuego que irradió la semilla,
fundida en hielo. Pero los signos se templaron.

Ofrecí mi frente...de mórbido romero, despojé
las espinas de las rosas, y asumí la inclemencia.
Escribí en el río mi frágil derrota. Sumida en pesares,
crédula hasta el fín. Raído tapiz de arcanos sueños muestra
del corazón su queja leve, con frágil textura de alfileres.  


☾ °☆   






ESCRIBO 
Se oprimen las horas...y escribo
derramándome en el blanco papel
me asombro en aforismos comprimidos
imagino con medidas ancestrales
los misterios que habitan mi escritura...

La fiel arquitectura, imágenes fundidas
amparan el discurso de huellas sostenidas.
Enigmas virtuosos, mi fe constante.
Acentos que conjuran las letras concebidas.
...Es métrica pertinaz y soberana.

Sobre la faz difusa del azar...ondean, fuertes
mis versos, en la ventana que mira al mar.
Me pierdo entre poemas...signos afines
al espíritu y sus cadenas. Una orgía de palabras
mientras declina el sol, en impulso de ocres.

Mas la luz de la incerteza extiende sus hélices,
en el aire detenido transitan crepúsculos cautivos
como el musgo bajo el beso de las aguas;
Ecos triangulares e irreverentes que reniegan,
desmayadas auroras en ti, para mirarme.





Pero yo Sigo aquí



Entre la brisa que sopla y las olas de espuma,
en tu marea constante que me quiere tocar,
sigo estando presente, mar...esperando el reloj.

En la lluvia tenaz el silencio crudo se aferra
y aún sigo aquí, muy a pesar de mañana...
con el corazón desnudo, sin garantías de nada,

hasta que las fuerzas se dobleguen sin una razón.
Escondida entre almohadas por el temor secreto
de querer cerrar el ciclo...el tiempo me alcanzó.

Pero sigo aquí...porque nadie es perfecto,
la melodía de la vida flota, se contrae, fluye
en su ir y venir. Me arrulla la paz de sus olas.

La miro y extasiada, pienso en su grandeza,
en tantas historias que quedaron dormidas
en aguas profundas de un ayer que se fue.

Y es que los suspiros se vuelven canción...
Tal vez me quede encerrada entre sombras
que huyen del sol. Pero yo sigo aquí.







Sigo Distraída 
Sigo distraída mirando al mar.
Simplemente hay sueños que bostezan
y la brisa retozando en la arena...

Siempre habrá silencios que son imagen
como pájaros tendidos en las nubes.
Puertas efímeras, orfandad de recuerdos.

Ya no hay luciérnagas enredadas
en los tejados añejos que nos vieron.
Pero volver allí es poesía y emoción.

Ventanas que arrastran grises días,
atardeceres pálidos y sin embargo...
Tras el cristal suspira la esperanza.

El hastío ya no pesa en mi jardín,
hay murallas atrapadas en un secreto.
Los frutos de la siembra tocan el cielo.







Crepúsculos (versos tristes)


Recordé tanto tiempo el sonido de tu voz
que en mis versos se instaló su sonido
como implante irremediable. Vivías en mí.
Gritando sobre las letras desplegaba
uno a uno cada interrogante posible.


Los atardeceres bellos ya no volvieron
y los secretos sellados en los labios
se convirtieron en mariposas adormecidas
por la cadencia del dolor deshabitado.
Se posaron en mis manos vacías
los poemas más hermosos brotados de tu pluma
en aquellos días de lirios y luz emergente.

Aguardé tanto tiempo la llegada del olvido
que los años se han ceñido a mi cuerpo
como una capa que guarece del frío invierno.
Ahora beso los crepúsculos que nos separan
y una lápida sin nombre yace a mis pies...
donde deposito diarias flores de amor por ti.

Secretos que surcan los pliegues del alma, palabras
que penden de un cielo cada vez más ilegible.
Triste lejanía...osa decir el alma enamorada.
Tus versos ya no titilan junto a las estrellas
porque la ausencia es tan prolongada
que fueron apagándose junto al vació del amor.

Te esperé tantas madrugadas equilibrándome
en cada poema por nuestras manos levantados
que se me fueron las verdes primaveras
mientras temblaban los girasoles enlutados.
¿Te olvidaré alguna vez sin esperar un día distinto
en que me hables a través de las gotas de lluvia?

Te seguiré soñando...quiero oler a rosas rojas para ti,
amanecer con la cara llena de besos pincelando ilusiones.
En las azaleas puede verse la luz fulgente de tu nombre
cuando sobre las ventanas vuelan golondrinas grises
migrando hacia lugares más cálidos...como hiciera
injustamente tu corazón aquella tarde tibia de otoño
en que mis lágrimas bruñidas suplicaron tu ausencia.







Tú...Mi Mejor Poema




Difícil imaginar el azul intenso de tus ojos...
Tal vez deje ya de pensarte cuando termine el día
y llegue la noche. Mas seguiré aquí, en el mismo lugar.
Soñaré que son tus brazos, esperándome.

Abriré puertas hacia mí para volar a tu cielo
como ave perdida en la tormenta. Miraré la hoguera
de la luna llena. Una estrella fugaz se hará mil pedazos
al caer hasta mi tierra con la vana esperanza de amarte...

De mis latidos brotará un torrente de luz mientras nacen
los versos emocionados en un rayo que atraviesa el corazón.
Como barco perdido en altamar me hallo sin el calor de tu risa
al despertar. Son delirios de la mente...melodías impensadas.

El verdadero sentir ignora fronteras, tiempo y espacio
para hacerse eternidad. Comenzaré de nuevo a soñarte...
y cuando me dé cuenta de que no estás, te escribiré
porque siempre serás ... tú mi mejor poema.









En Lienzo Sereno


Antes de aquel ayer hubo un ahora
sobre los pies desnudos del amor...
aún flotando entre esferas del recuerdo

que hoy recojo en la brisa de los días.
Brillaba el corazón sobre las olas inquietas,
aun sin definirse...los días descansaban

y florecía la luz en formas desiguales
acariciando el mundo que fuimos dibujando.
Supimos de las tardes de tenue sentimiento

por el pincel rutilante que juega con el sol
y en lienzo sereno absorbí tu principio
sin saber que el final se estaba escribiendo.

La distancia era insondable en cada amanecer
y el lamento prolongado recorría los sentidos.

La noche poseía la magia de un dulce halo...
Fuimos capaces de tornar la roca en diamante.










Si Escribes Mi Nombre...


Si al final del invierno me recordaras,
no lo hagas con el amargo sabor del olvido.
En mi atardecer he sabido de la hermosura
en las cosas pequeñas, el crepitar de las olas,
y he sido volátil en la armonía de ser y existir
desvistiendo impávida los prados de tu luz.

Y si escribes mi nombre alguna vez...
Escribe amor, corazón abierto o ave errante,
pero nunca una lágrima resbale por tu mejilla
porque tú fuiste mi remanso...mi torbellino
en un leve soplo de vida que estremeció mi alma
inundando de fina lluvia la enajenada noche.

Te pienso porque necesito reverdecer la paz
a pesar de las quimeras que se me imponen,
mi poesía viaja al ritmo del corazón enardecido
percibiéndote en cada silencio que migra
buscando el amparo en semillas de dádivas.
Mis manos se alargan para alcanzar tu voz.

Amo tu recuerdo como ama un tallo verde
la gota de rocío...el sol, la emergente primavera
y siento que el quejido de la tierra se atenúa
cuando un viento súbito me trae la imagen
de la luna callada; cómplice tantas veces
del ardor emocionado que invocaba tu eco.







SORTILEGIOS

Llueven palabras sobre mi mente,
ha caído la noche y se impone el día.

He despertado a un recuerdo vano...
que perfuma mi alma, de amor lejano,
de lluvia fina, de barcos y puertos.

Sílabas que tejen sortilegios siderales
coincidiendo en un único tiempo. El ahora.

El silencio acuna los versos, nacen constelados
para abrazarse a la utopía que brota del ayer.
Todo es poesía inseparable de la realidad.

Mis alas crecen bajo el hechizo de los sueños
y recuesto mis pensamientos sobre la arena.

Tu nombre: Pétalo de flor caído sobre la tierra,
una gota de agua que filtra de la roca inerte...
Pero bálsamo y consuelo, arco iris y estrella.










DESDE AQUÍ...



Desde aquí no veo tus lágrimas...
ni esa sonrisa cautivadora y veraz
en la que todos te reconocemos.
No siento tus manos temblorosas
mecidas por el amor candente...pertinaz
que se adhiere a tu piel como la sal del mar.

Déjame que te mire a través del abrazo.
Podemos caminar juntas...escucharnos
y saber qué nos pasa, regar unidas
las flores de nuestro jardín de flores, semillas
y sucesos inesperados, sin dejar nunca de soñar.
La luz que baña tus ojos siempre será la misma.

Cualquier casualidad es parte de la Historia.
De cualquier historia vivida en cualquier momento,
en cualquier lugar de una vida, un amor, un mundo
perdido en la memoria o que prevalece en el tiempo.
Nunca sabremos qué nos depara el destino...pero hay
un hilo invisible que nos une a un recuerdo, a un ser...

A un beso, una palabra indeleble que conforta
y al mismo tiempo lacera. Sellando está la vida.
Es hermoso pensar que nos conocimos en otro lugar,
otro momento, y que tal vez en otra vida nos miremos
de nuevo, para perdernos juntas en el brillo de tu sonrisa

y el tapiz de mi corazón de amiga sin condiciones.








Solo el Amor...


Entre silencios y versos comprendí
que aprenderte despacio me deleitaba.
Navegamos cercanos por mares de palabras.

Te regalé mis horas y tomé las tuyas.
Volamos enlazados en hilos de esperanza.
Era céfiro de sentimientos compartidos.

Entre dudas te buscaba, curiosa te esperé,
y en un relámpago frugal calló el silencio
que antes penetraba las emociones.

Hay un extraño recuerdo enredado
entre las notas del presente, el hoy fluye
como un río que camina hacia el mar.

No olvides que yo te espero, en tres
o cuatro puntos cardinales, sin cantos,
sin fulgor ni tamboriles. Solo el amor...






Besos Color De Sol

Dejé atrás el pasado para que fueras mi presente.
Me ocupé de olvidar besos del color del sol
y la tierra húmeda anegó todos los silencios.

Hoy la brisa se agita en los acantilados
de la quietud, y acerca de tu abrazo te diré...
que eres el espejo que refleja mi horizonte.

Olvidé guardar la llave de los sueños en la memoria
y mis mañanas se acomodaron en el mar celeste
de las palabras. La brújula me lleva a rumbo incierto.

Me muevo en los instantes de las líneas de tus manos,
con mis alas prestadas me disipo en cada huella;
Nubes que envuelven el alma con su infinita esencia.

Me siento mecida por el hilo del amor, en mis versos
enredo sus sensaciones. Complejidad desconocida
cada despertar. Mosaicos de colores en mis esquinas.







Como Ayer

Si recuerdo tus sueños y mis sueños,
ese pliegue de ternura que llevo en mi ropaje,
hace que te sienta cerca, estando ya tan lejano.

Me resulta importante experimentar la vida
porque te veo desde lejos en la luna y en el mar,

en el transcurrir de la lluvia con su música y su voz.

Entre las pautas del pentagrama y la metáfora
que supone haberte amado sin remisión.
Llegué a sentirte un compañero en mi geografía.

En mi constelada mente de mujer enamorada
te admiro por lo que eres, pero más que nada
por lo que soy yo cuando estoy pensando en ti...

Las ventanas de mis mañanas te contemplan
y estás presente en cada aurora...respirando,
besando la brisa con tu aliento...como ayer.











ESENCIA DE VIDA

El ayer en mis días ya me dijo adiós
buscando una razón al aliciente, al motivo,
para poder respirar...caminar, resucitar.

Hoy quedan vaivenes, luchas y disfrute,
lo mismo que hay tempestades y hay calma.
Pero existe un sentimiento que todo lo mitiga.

El amor no es algo que se pueda olvidar.
Es una luz que vuela en sonido ancestral,
tiene mil poemas aún sin descifrar...

Es un canto en la noche atravesando el cenit,
un latir que no vence al tiempo ni al cansancio
porque va naciendo de su propia semilla.

Esencia de vida donde el fuego no se agota
porque todo es eterno y se magnifica.
Se escribe con palabras que surgen del viento.










VIVIR ES AMAR

Vivir es amarlo todo a su paso,
amar la gracia delicada de un nuevo despertar,
el silencio del rocío...su belleza, y la rosa
o la tenue luz de cualquier atardecer.

Admirar conscientemente la luz del alba
y la de las estrellas que se abren en la noche,
la de las sonrisas que se alargan espontáneas...
la plenitud del árbol, la música del agua y de la luz.

Valorar lo amable no es amar. Amar es ser almohada
para el cansancio de cada día, cada segundo...
es ponerse de sol vivo en el ansia de la semilla 
que ciega se perdió en el rumbo de la luz.

Es aceptar que todo no es de dulce almíbar,
que hay que desenredar marañas, interrogantes
por los caminos inesperados de sombras tenebrosas.
Es saberse sendero, emoción y escala en germen.

Vivir es, en fin...ser, estar...amar y perdonarnos
desde la raíz de la comprensión. Es conciencia,
abrazarse a la realidad de la existencia sabiendo
que la vida es crearnos a cada instante en el amor.









QUIERO UN AÑO NUEVO...

Un año resulta una morada agradable
para el ser que ama las luchas de la vida.
Es el gusto por el ritmo y la belleza de existir...
La amplitud del cielo, la arquitectura de las nubes,
el sol, el colorido cambiante del mar...su brillo vivaz,

son un prisma idóneo y sorprendente para los ojos,
y hay una suerte de placer misterioso...atrayente,
para quien ya no tiene esa curiosidad ni ambición
en mirar, admirar todos los movimientos del Universo.

Despedir viejos momentos y recibir un año nuevo
alzando la copa, empezando a ver y proyectar
la esperanza humilde y ambiciosa a la vez
de un futuro que irradie luz en aras del amor,
es la emoción que sustenta los corazones.

Quiero un año que permita el equilibrio
ya de forma, o sentimientos y expresión,
libre de sombras y con el grito de la música
como núcleo y transfiguración en la poesía...

Un año para celebrar y disfrutar la brisa
alegrándome de todo...como la flor que nace
al lado del camino sin pretender agradar a nadie,
sino gozándose a sí misma, siendo ella misma.

Que me deje su huella impresa en cada latido
volviendo al anhelo de todas sus vivencias,
donde la magia sea posible y se repita el eco de la luz
hasta lograr el deshielo total de las almas pétreas.


*゚’゚・✿_FELIZ AÑO NUEVO 2012_✿*゚’゚・









Reflejos Del Corazón

No sé si aprendiste que la añoranza
escribe en las nubes el nombre del amor,
que cada uno de los suspiros se hace lluvia
y el papel donde caligrafiamos los versos
descubre los latidos imposibles de ocultar.

Los sentimientos penden de las palabras,
escondidas siempre entre las sombras,
suspendidas en interrogantes, puntos y comas
descubriendo cada imagen reflejada por el corazón.

Son incógnitas que el resto del mundo desconoce.
Habitan en el llanto, la risa, el clamor y las horas
transcurren salpicadas de recuerdos pegados a la piel.

Agilizo mis esquemas al pensarte. Salgo a tu encuentro.
Beso la humedad de la misma tierra bajo nuestros pies.
Imposible tocarte. Te oculta la niebla. Cuando nadie me ve,
grito desde el silencio tu nombre. Que me cerca, me abraza
y repite nuestra melodía cuando cierro los ojos para verte.










Una Rosa Blanca 
(Poema a mi fe)

Cada mañana recibo de tus manos
una rosa blanca de luz y esperanza
transformando la hiel de este mundo
en la certeza de un abrazo sin final.

En la brisa me llega tu cálido aliento
que sopla en mi mente y me levanta el alma.
Es el íntimo encuentro con mi ser interno
que estalla en flores al sentir tu calor.

Recoges mi sed de justicia y la expandes
hasta quedarse diluida en el Cosmos.
Se dibuja en mi corazón entonces la espera
que cicatriza la herida y despierta mis alas.

Eres guía de mi andar, llama en cuanto toco
y horizonte en la confianza de mirarme en ti,
sabiendo que detrás de cada motivo estás tú.
Mensajera leal en la cima de cada suceso.








Reflejos de Cristal


Si el sentimiento tuviera alas
sería el que volara, imperceptible,
hasta tu nombre entre los álamos.
Despertaría la brisa que te acaricia
para llevarte un beso de mis labios.

El sol dorado se iría acercando
como el oro fundido en el crisol
a nuestros corazones enamorados
girando alrededor de un "te amo"
¡Bello universo de estrellas plateadas!

Y si las palabras me hablaran de ti
bastaría el eco de un suspiro emocionado
para lograr que fueran pétalos de amor.
Reflejos de cristal en la tarde que declina.

Porque las sonrisas aún permanecen
saltando alegres en el rocío de las hojas,
porque...cuando te pienso ya no existe:
Un cielo gris, agua en tempestad ni torbellino.








El Mismo Instante

Adentrándome en tu mar siento
que aquí en mi corazón vive tu reino.
Permito que me inunde su luz tan bella
cuando cierro los ojos y puedo verte.

Me presto a imaginar en el sonido de las olas
el confortable hilo de tus palabras, a lo lejos,
igual que un baile de caracolas danzan
y navego sobre su abrazo como una diosa.

Me fundo contigo en un poniente de sol
soñado en otro tiempo por el amor...
Aquel beso del país por nosotros añorado.
No hay ayer. Somos ahora y seremos siempre.

Tal vez, quién sabe, una noche miremos al cielo
al mismo tiempo, y vivamos el mismo instante,
sin saberlo. Entonces habremos vencido la ilusión
de que habitamos en el mismo pensamiento







Con mis Rosas y tu Cielo

Añadí al azul del mar tu nombre
porque sentada en este banco
desde donde atisbo tu fiel mirada,
pienso en tu corazón de hombre real.

Tus pensamientos me llegan con la brisa
y me hacen ver la vida tal como es...
Voy con mis rosas y tu cielo, caminando
como si ésta fuera la última vez.

En la zozobra que significa vivir cada día
sobrellevo el revoloteo de las mariposas
que danzan en mi ser más recóndito
por la alegría de preferirte entre todos.

Estoy aquí. Soy el aliento cálido
que acaricia tus mañanas y tibiamente
merodea por los pasillos de tu alma concisa,
de la que recibo el perfume del amor sereno. 











Dicen del Amor...

Dicen que vivimos y morimos
según nos amen y amemos.
No caben las palabras en el amor.
Solo hay que vivirlo y besarlo.

Como claro en la espesura del bosque,
o tenue rayo de luz sobre la niebla,
así de bello y noble es el amor;
Un oasis de cielo azul entre la lluvia.

Alejado de todo construye un universo
solo para dos, con un sol nuevo,
caricias nunca experimentadas...
Una pequeña luna que va creciendo.

Camino y posada, espacio sin tiempo,
suaves pinceladas de aliento en forma de fe;
Una gran acuarela donde se suceden albas
y ocasos, sin pausas, en la escena de la vida.







Remanso de Palabras


¿Sabes...? Porque te quiero
te pensaré sin esperar a un día distinto,
recordaré, una a una, las primeras lluvias
que juntos hemos compartido.

Pincelando crepúsculos y oliendo a mar
sobre las azaleas blancas del amor
mientras las gaviotas revolotean
celebrando la espuma blanca de cada ola.

En mis celestes versos te guardaré,
danzarán mariposas nuevamente,
como siempre, sobre mis sueños azules;
Porque en ellos hay color y calor de ti.

Mis instantes hoy huelen a tarde
y también a retoños enmohecidos...
o quizás huelen a añosos recuerdos
donde se quedó el llanto y sus lamentos.

No hay más ausencias, ni preguntas
o más nostalgias del ayer, no queda nada
de las golondrinas cansadas de antaño;
Regalaré al viento este remanso de palabras.








Aunque parezca dormida

Dejemos todos los espacios abiertos
para que los sueños nos sorprendan
y el sol entre risueño desde el regazo del alba,
cuando amanezca otra vez y la alegría se encienda.

Porque eres el trigo de todos mis días,
me gustaría pintar lo que transita por tu mente
ahora que estoy despierta, aunque parezca dormida.
Tal vez solo es fantasía, pero preciso retenerte.

Como arena entre olas de ocaso y olvido,
como el vuelo de los pájaros en su regreso,
entre tu mar y mi cielo...estoy mirándote,
el sonido de tu voz desata en mi corazón la lluvia.

Con esmero la guardo en ese lugar del alma
donde descansa cadenciosa la poesía
y se eterniza la constelación del amor...
entre añoranzas y anhelos esperados.






Segundos de Vida

Hoy quiero sentir la naturaleza del amor,
abrir mis brazos abarcando el azul del mar
y recibir su beso de espuma en las mejillas.

Afianzar la compostura de cada momento
en este vivir que se me antoja un regalo,
susurrarle mi agradecimiento al cielo.

Hay segundos de vida cuyas promesas
se cumplen, una a una, en mis días junto a ti;
Eres el silbar más dulce que el viento recita.

Amo tus ojos y la sonrisa de tu semblante,
que me conforta y colma el afán de mi existir.
Cada fragmento de tu ser acaricia el corazón.

Se desvanecen las sombras cuando me miras
y se dilata mi emoción por ti indefinidamente
más allá de las fronteras de la lógica racional.

Conviertes un grano de arena en vasto desierto,
logras que el destello de cualquier estrella al azar
inunde la Tierra del resplandor que hay en ti.





Soledad Buscada


En la locura de esta soledad buscada
se iluminan los instantes volubles del silencio
y me escondo detrás de tantas ausencias
en las turbulencias del destino inexcusable.

Coexiste una oscuridad ciega con la luz del corazón
porque suelen repicar las campanas del amor,
cálida lisonja a mi necesidad de ser feliz
en el beso eternizado...como lágrima de una rosa.

Los fragmentos de mi historia, uno a uno,
los he bordado con el legado de mis recuerdos
que son destellos de polvo en jardín pausado
donde las grietas emparedadas gimen sin remisión.

Vivimos en la retentiva de los días olvidados
entre las telarañas del tiempo enmohecido,
ahora escrito en las entrañas ineludibles...
Justo en el intervalo donde comienza el sosiego.







RECORDATORIO 

Hay un perceptible silencio en las horas,
se juntan nostalgias y alabanzas
para abrazarse bajo la calidez de la tarde.

Recuerdos que hacen madejas en mi mente,
las hojas del otoño danzan bulliciosas
mientras agitan sus alas las mariposas.

Se asoman los poemas y me hablan
de las viñas del amor profundo
al borde mismo de la historia recorrida.

Deshilvano las preguntas para volar
sin ataduras que detengan el devenir
cuando las nubes surquen el invierno.

Ya no hay aroma de desamparos,
el sol reposa en las veredas del corazón
tras abrigar mi rostro con sus rayos.

Las lágrimas espantarían de súbito
todas las aves que hay en mis versos
tejidos con el eco de algún amor ya ido.

Por eso hoy dibujaré mis sueños
con penas resignadas y alegrías nuevas
y desordenaré las migas del ayer.








Nuestro Nombre 

Hemos conjugado cada letra,
cada signo de nuestros nombres
para inventarnos un nuevo nombre;

Deshaciendo vocales, trocando consonantes,
mudando sílabas y modificando acentos
hasta podernos llamar con un solo nombre.

Hemos creado un mundo solo nuestro
y hemos logrado creer en él.
Le hemos puesto un nombre inexistente,

para que nadie pueda nombrarlo
más allá de nuestro particular mundo
y quede a salvo de la intemperie.

Renombraremos cada estrella y cada luna
y esculpiremos nuestro único nombre
en cada árbol, cada piedra y esquina.

Moldearemos el amor nuestro
que también llevará un nombre distinto
y nos pertenece en exclusiva.

Y una vez creado lo haremos crecer,
cobijándolo entre las horas y los sueños
fusionados en un mismo espíritu..






NADA IMPORTANTE

A veces, amor, soy el rumor de lo que fui;
Se oye tenue un lejano viento de pasiones,
pero hoy, ahora, solo soy silencio...

Esa calma de sol cuando amanece
sobre las escamas que la luna dejó en las flores
con el tierno llanto transparente del rocío.

Mi latir...leve agitar de recuerdos,
es perfume casi olvidado; Suave caricia
o fugaz reflejo en los ojos del atardecer.

Nada importante, solo eso.
Mas también me he convertido,
durante este tiempo, en puerto seguro

por ti...mar abierto que arropa tus velas
sin más horizonte que el compás de los días
y una rosa en las manos del amor.

Dejemos libre el timón de rumbo fijo
izando la esperanza del presente
y al volver, entre dos luces, brindaremos.

Hablaremos despacio de cielos y de tierras
junto a la lumbre de la eternidad;
Esa luz de estrellas que ya no se extingue.








Huérfanas Melodías 



Silencio las palabras hermosas
de una historia que guardan mis labios
en el desván de las luciérnagas calladas;
Dolor resignado...versos inconclusos
viajando con el vuelo de los pájaros
entonando huérfanas melodías.

Intactas mis manos, comprenden
que el atardecer de la vida no es sino
un adiós que hurga en los sentidos.
Las horas se van rápidas, se escabullen
por los rincones de los años...
Hay momentos que fingen sonrisas
aun rozando de cerca los hastíos.

Y la sombra de la tristeza,
cargada de fina ironía, contempla
el golpear del reloj...mueren sus segundos
sobre los ojos vigilantes del tiempo
bajo promesas que se quiebran
cada vez que un alma se enamora.







                   


Pasión de Versos

Era un tiempo de bonanza,
el mar estaba risueño
y en las ondas del espacio
sideral, se ataron los hilos 
de nuestra historia
con un tiempo definido.

Quisimos amarnos
con matices ambarinos...
Mi esencia dibujó en tus manos
un amor con pasión de versos
y melodías anticuadas;

Te enamoré, nos enamoramos...
sonó el nombre de nosotros,
tú y yo...siempre...
para siempre enamorados,
pero nos perdimos en el silencio
de las palabras, una tarde
en que se distrajo el corazón…

Se detuvo en preguntas,
monosílabos y ausencias.
Regresó la memoria a tropezar
con los ojos de los recuerdos...una vez
que se había rasgado el sufrimiento
y llorar estaba prohibido.





El piano Azul 

Bajo el paraguas del otoño
lloverán versos.
Cruzaré los recuerdos
para ensoñar tu presencia...

Tenderé las palabras al sol,
de nuevo, y las regaré
con el amor que me dejaste.
¡Dulce amor de mi vida!

Arroparé el ocaso encantador
de mis añoranzas
y bajo las caricias del silencio
dialogaré con las ausencias...

Cerraré las ventanas de la esperanza
para intentar comprender
que nada tengo... que no vuelve
lo que ya se fue para siempre.

Me abrigaré de los fríos
bajo el olor de tus poemas y soñaré
con el piano azul donde nacían
los sonidos de aquel amor lejano.

Partiré como parten cada invierno
las hojas de los árboles,
sin saber la textura de tus labios
y el temblor de mis manos en tu cuerpo.





Luces y Sombras

Nace la palabra y es viento, es persistencia
y verbo, porque mi sombra se aleja,
me observa cruzando gestos de sorpresa .

Me desconoce feliz...
inspirada hilando palabras.
Ya no se acerca hasta que me duermo.

Estoy desnuda de sigilos
y entelequias, es que lo mío pende 
de los brazos de lo tuyo.

El miedo se marchó sin estridencias,
ahora absorta traspaso los misterios
y descalza por tu mundo me desvelo.

Pongo un pie en el día...
atravieso la bruma en la que se esconde
todo lo indescifrable.

Sobre el hombro se me posa una pregunta;
La llevaré a ese lugar que brilla de luz
para descubrir al fin quién soy yo.








Un Día Cualquiera

Se despierta la mañana...
No siempre es un día feliz
Zurcir una vida rota nunca fue fácil,
sobre todo si las arrugas no avisan
y se presentan al descuido...

entonces se adormece la piel en la poesía
y los pétalos de tantas rosas marchitas
se reconvierten y resucitan
formando alegres colores y mil sonrisas,
a pesar de la lluvia que acontece.

Veloces golondrinas se agolpan en la ventana
y las margaritas vuelven a ser amarillas.
Junto al estanque de las azucenas
los vacíos hilan recuerdos y los reservan
hasta que sea tiempo de realidades.

El rocío se sentó a susurrar sobre las hojas,
florecen los almendros de la vida
y el tiempo, arrinconado...aguarda el instante
escondiéndose tras todas mis puertas
impregnándolo todo de sutil y bello silencio.

Tomaré la mano a este día que aparece
con aromas de primaveras
y en el aire sabré hallar lo hermoso
de la suave tibieza del sol
persiguiendo la luz del horizonte.







POESÍA ES...

✿●•٠·˙



Homenaje conmemorativo a los 300 poemas.

("El Rincón del Ego")






A menudo, en el silencio de un abismo,
varía la intensidad de un simple amanecer
al alba...bajo el auspicio de la Poesía...
invocando en cada verso el sentir ambicioso,
soñador o altruista del alma que la convoca.

Poesía es acontecimiento, ya sea creada al azar,
discutiendo con la luna, rezándole al amor...
o buscando un argumento basado en el sonido
de la brisa al pasar. Es confesión...red de palabras
que ríen y lloran, secretos allende de la conciencia.

Sentimos en sus brazos la utopía, expropiando
en la historia cada gota de sentimiento veraz
en una batalla siempre ganada...la de soñar
aullando locura...al tiempo mismo de la cordura
y la vida, con sus extravagancias y sutilezas.

En esa realidad, cercenada por la vorágine del vivir,
somos ingenieros de los versos. Tal es la Poesía...
latido de lo unánime y, como dijo el poeta, "un arma
cargada de futuro"...con la que apuntamos al corazón.
Sin ella la vida no sería sino un junco sacudido por el aire.

***
¡¡¡¡Trescientas felicitaciones...POETAS!!!!



✿●•٠·˙❤ ˙·٠•●✿ 



(...)Redimí mi carne, la inmolé en el sagrado bebedizo de la poesía

y me lavé en sus aguas de hierbas perfumadas (...).



(Fragmento del poema "Ascendiendo hacia el olvido"

de la poetisa colombiana Orietta Lozano).












Corriente de Amor


En días que no me resulta sencillo
lidiar con la melancolía, me adivinas
sin que medien las palabras
y con tu mano acariciando la mía,
recoges cualquier vestigio de dolor.

Al rato compartimos la risa o el silencio.
Luego, cuando piensas que no te miro,
alzas tus ojos al cielo y liberas una mariposa
para que se lleve todos los pesares
que habías cargado desde mi alma a la tuya.

Cuando un suspiro tuyo -me dijiste-,
se cuelga del vértice de una estrella,
imagino que somos gotas de agua
y me fusiono a ti para aliviarte
como hacen los pétalos de una rosa.

Entonces siento el límite de mi corazón,
me convenzo de que la vida es siempre
desembocadura de lo posible, lo real,
y me abrazo a tu tibia corriente de amor
en la certeza de la cotidiana felicidad.










¿Te acuerdas…?


Recubrían tus manos suavísimos cendales
de pétalos aromados y canciones,
acogiendo el corazón murmullos de latidos.

Y eran mariposas tus palabras
al libar en el cáliz de mi alma admirada;
Néctares de avaricias anhelaban los versos.

Fundimos el amor, ritual, celeste,
en cuencos de ambrosías y crisoles
mientras nuestras manos se enlazaban.

En los brazos del mar nuestros nombres
dibujaban filigranas al fuego del amor,
bajo el fúlgido destello de la luna...

Bebíamos de la misma fuente
en los labios del agua más clara,
nuestra voz nos llamaba con su temblor.

Desde tu boca a mi frente,
perseguíamos caminar tras la luz
que nos daba el arrullo del abrazo.

Sobre el pretil de los sueños,
locura decían...y empeño,
los que después nos vieron llegar.




La palabra que me hiera...


Es tiempo de realidades
donde ya nada se esconda
y bajo el sol del mediodía
aparezca la verdad.

Es hora de asegurar que...
La palabra que a mí me hiera
deberá tener vida propia,
alma, corazón y espíritu.

Ha de ser como el canto
de un clavel, una aurora boreal,
el trisar de la alondra
o el aroma de una esmeralda.

Deberá tener la textura
de un ademán ocurrente
para acariciar su desnudez
con la punta de mis dedos.

Si hiere mis pensamientos
será porque solo he tenido
una coraza de ilusiones
y soñaba equivocadamente.

Pero si hiere mi corazón,
seguramente será porque
alguna vez me ha dicho
te quiero...y fue mentira.







Otoño nómada…

Bebo del otoño desde su inicio...
Todo parece latir tornasolado,
hasta el silencio que me enamora.
Y cuando sella el sol su dibujo inmenso
en la tierra emocionada, convengo
que es tiempo de escribir poemas.

Pasó el verano quemando su fragilidad
y nos dejó una huella en el recuerdo,
igual que la dejan en las piedras
las raíces de aquel árbol sediento.
El otoño va atravesando mis sentidos,
nómada, sinuoso...en mi mundo quieto.


Desde mis sueños, que se hacen olas

hasta el ocaso recostado en la orilla
 desde mi voz, que se vuelve ave 
hasta tus palabras sin pronunciar, 
me asombra la excelencia del amor 
bajo este cielo que dibuja nuestra paz. 


El presente se espiga en instantes
 y su imagen de tiempo se va destejiendo, 
porque descubro la flor que antes no veía
 y anticipo mis besos a plena luz del día... 
La luna tiende su velo de plata blanca 
sobre la fuga de las vivencias y su acento .






Vuelvo a ser verso 
Todo es hermoso...la brisa,
el mar, el sol y el azul del cielo;
El rocío danza bellamente en las hojas
y hasta las aves se aman hoy más.

Vuelvo a ser verso en este otoño,
sinfonía de matices tenues por doquier;
En la amnesia del ayer mis palabras
quieren vaciarse de melancolías.

Izaré mi alegría esperando las lluvias
que el invierno me traerá sin remisión,
volverán a colmarse mis bolsillos de sueños
recorriendo los caminos concisos del alma.

Ya nada nuevo sucederá...todo antes fue,
pero distraeré las horas y sus minutos
en un intento por vencer al implacable tiempo.
Correré por sus calles ignoradas, sigilosamente.

Hoy ha venido a visitarme la esperanza,
me siento una con ella...es abrazo cálido;
Buscaré bajo su manto la fe que nunca tuve
en los anónimos acontecimientos de mi vida.

Ahora sé que todo sucedió para este instante.
Al tomar consciencia se encogen los años
que han dejado de ser infértiles, efímeros...
Soy eterna golondrina en su albergue definitivo.








OCTUBRE

Tengo un octubre lleno de sueños
que se aferran a la intemperie del olvido,
de palabras aún no dichas
como si fueran literatura arrolladora
que pende de un manojo de versos
y de unos nombres cuya estela
el tiempo se ha encargado de difuminar.

El tiempo se desliza en todo,
los muebles, las esquinas del pensamiento,
las preguntas sin respuesta, y hasta
en las rendijas de la melancolía está el minutero
con su ritmo acompasado e inmisericorde.
Llueve...afuera el mar presenta bellos matices
Se oye caer el silencio...lo retengo y lo hago mío;

No sabría definir lo que siento...merodean
hábilmente las gaviotas graznando.
Huelo el aliento perfumado del viento
y oigo el crujir de las nubes a lo lejos...
pero en esta embriaguez de mi enero,
tengo un octubre lleno de sueños
aunque la niebla cubra el corazón.









Flores bajo la Lluvia

Aspirando el olor de los jazmines
y soñando sobre la faz de las letras,
en este otoño...las tardes traen frío.

Me acomodo a las circunstancias
que se enredaron en mis mañanas,
observo las tardes del ocaso

imaginando aquel son de violines...
Se me fueron las verdes primaveras,
se escondieron en los muchos recuerdos.

Enjugará el viento las lágrimas que gimen
y noviembre volverá tras sus propios pasos
con las caricias y el amor de domingo,

de inocentes perfumes encriptados...
Por eso, amor mío, amémonos ahora,
hasta que el tiempo ya no exista.

Las huellas que nos dejaron sus nombres
y la soledad...su letargo, serán borradas
por la erosión de las olas en la arena.

Un sol matizado nos arrullará de nuevo
Ven, recojamos flores bajo la lluvia...
no las vaya a robar el viento.




Carta abierta a mi amiga…
 /prosa poética/

_Dedicado a Traba_


Se dice que gran parte de la vitalidad
en una amistad, no reside solo
en el disfrute de las semejanzas,
sino en el respeto de las diferencias.
Yo te ofrezco la mía como un regalo
de sentimientos inefables.

Tantos momentos compartidos, disfrutados,
descubriendo aspectos similares y, sin embargo,
somos dos mundos distintos y distantes.
Nos divertimos apenas con un cruce de palabras
de las que surge destilada la luz y la concordia
florecidas de cualquier divergencia.

Una amistad como la nuestra no es habitual
ni corriente...lleva el sello del afecto y la lealtad
y se corresponde con la entrega desinteresada
de dos corazones que se buscan en el alivio
de la comprensión bien entendida.

Nos admiramos mutuamente por la firmeza
de nuestros espíritus, no cabe fingir
para sabernos íntegras mutua y recíprocamente;
Juntas lo reímos y dialogamos todo...desglosamos
cada aspecto de la cotidianeidad sin artificios.

Somos, en fin, dos amigas sin condiciones.
Cada cual una luz que ilumina a la otra,
sin preguntas, dudas o frustración.
Adoro tu talante alegre y vivaracho
y te llevo en un lugar especial de mi corazón.

Escucharte significa dejar a un lado la rutina
y sumergirme en un mundo de ideas nuevas,
siempre enriquecedoras, que me aportan la sabiduría
y  pasión de la vida, me despiertan las sonrisas dormidas
y vuelvo a creer en el género humano sin recelos.

Es un toque sincero que me anima, alerta
mis sentidos, a veces aletargados por la desidia
y recordar, una vez más, por qué te llamo amiga.
Sentir un abrazo cálido, un te quiero vestido de palabras,
medicina que cura incertidumbres, aprendizaje mutuo.

No me es posible decirte quién eres
ni tampoco quién deberías ser, pero puedo quererte
como eres y ser tu amiga...no podré evitar que tropieces,
pero sí ofrecerte mi mano para que te sujetes y no caigas.

No juzgo tus decisiones, pero te apoyo y te aliento
 si me lo pides...tus alegrías, triunfos y éxitos
no son míos, pero disfruto sinceramente si te veo feliz.
No debo trazar tus límites para actuar,
pero te ofrezco el espacio necesario para volar libre.







Excelente imperfección 
Contémplame siempre como mujer,
imperfecta en cada virtud,
excelente en mis defectos,
una mujer real, de carne y hueso,
que siente, se equivoca, sueña...
y que te adora a ti como hombre.

Venérame siempre como compañera,
anhelando juntos el darnos
sin secretos rezagados,
deseando mirarnos al soslayo
en desnudez del alma
y completa común-unión.

Póstrate ante este amor maduro
como devoto peregrino caminante
en fervor inseparable, como yo,
sierva de tus ojos, me entrego a nosotros,
inclinándome en reverencia a tu bondad
para ser parte indisoluble de tu persona.

Entrégate...como me entrego,
en brazos del río de la vida
que fluye como fuente imparable;
Manantial de honda herida es el vivir,
salvo para los que amamos
sabiendo que el amor nos vencerá.