domingo, 14 de octubre de 2012

A la Mujer ( Betty Gómez )






A  la  Mujer
un poema de Betty Gómez



He visto la incomparable belleza que ofrece un paisaje,

y he indagado en los más deslumbrantes amaneceres,

incluso ululé entre las noches más tibias de luna llena,
Pero aún así no encontré nada como la belleza de la Mujer.

Aunque el cielo me ha regalado el brillo de sus estrellas,
la magia de un arcoíris al ocaso, o su lluvia de otoño;
No encontré nada tan poéticamente hermoso para mi alma,
como besar y abrazar profundamente a una Mujer.

Aún cuando he buscado en los jardines más bellos y coloridos,
y me he perdido en los aromas de las flores más esbeltas;
No logré encontrar una fragancia tan suave y hermosa,
como el delicado aroma de la piel de una Mujer.

He llegado a caminar las áridas arenas del desierto,
y me adentré en la inmensidad del océano, más aún así, 
no he conocido otro lugar para anclar mis sueños y deseos,
que no sea en la profundidad de tu cuerpo, Mujer.

He recorrido todo el planeta, y cada uno de sus misterios,
he buscado mi morada hasta en los rincones más inhóspitos.
Pero jamás encontré un templo tan cálido y abundante,
como dormir intensamente una noche entre tus brazos, Mujer.

He visto llover con sol; he visto árboles jugar con el viento;
he conocido la magia de la nieve, y los colores de la primavera.
Pero nada logró despertar en mí, sentimientos tan bellos
e inspirar tanta poesía, cómo la etérea belleza de la Mujer.

En éste corto andar por la vida, todavía no he encontrado,
algo tan profundo, que embriague mi alma de tanta paz;
algo tan intenso, tan mágico y tan perfectamente indefinible,
como compartir un beso apasionado con una Mujer.

No he encontrado nada más cautivador, y fuente de pura armonía,
como aquellos grandes ojos de lucero mirándome a cielo abierto,
y compartir contigo un beso, una caricia, un abrazo, un te amo, 
y una mirada en silencio, para sentir la belleza de tu alma, Mujer.

Ningún paisaje, ninguna estrella, ningún poema, y ninguna flor,
posee para mi, más belleza que tu caminar por el planeta, Mujer.