martes, 13 de diciembre de 2011

En Destino Sosegado ( Traba )




En Destino Sosegado 

Hay palabras que nacen y mueren 
en el delgado quicio de los labios... 
porque no precisan de la voz 
y evocan a la misericordia y su eco. 

El alma las atesora en destino sosegado 
acelerando el pulso mientras nacen. 
Son latidos que se escapan de su prisión 
en aire...en suspiros. Buscando la luz. 

Convertidas en caricias, lágrimas y silencio 
recorren los sentidos...-uno a uno-. 
No hacen distinción. 
En gritos disfrazados… 
de rumor de hojas secas sobre el hondo pesar.

              (dedicado a B.)


No hay comentarios:

Publicar un comentario