sábado, 25 de junio de 2011

Cuando y Por qué (Amanecer)







Cuando y Por qué


Cuando te escucho con mi amor atento
sin que tú lo adviertas,
comprendo por qué
hay  ese juego de color
en las nubes y en el agua...
y por qué están pintadas
las flores tan hermosamente.

Cuando te hablo y tu voz se calla,
adivino por qué
tienen música las hojas
y por qué las olas ruedan
en su coro de voces
hasta el corazón de la tierra.

Cuando colmo de besos
tus codiciosos labios
y me respondes,
entiendo entonces

por qué hay mieles
en el cáliz de la flor...
y los frutos se cargan
secretamente
de ricos y saciantes jugos.

Y ahora sé...
del deleite único
que trae la brisa del verano
en las espuma blanca
de este mar que se desborda
anhelando tu mirada.







No hay comentarios:

Publicar un comentario